HomeChefs HeladerosAdolfo Romero

Chefs Heladeros y Colaboradores

Imagen del producto

Mi inquietud por el helado no era solo venderlo, sino elaborarlo. No paraba de realizar preguntas a mi padre sobre los helados

FbTwInstg

Adolfo Romero

Helados Romero

Ya desde muy joven llevaba las riendas de la producción de Helados Romero, un negocio heladero que arrancó en 1952 y que no deja de ir a más, con tres establecimientos y tres quioscos, localizados en la localidad de Puertollano (Ciudad Real) y alrededores. Adolfo Romero (1984) acumula además importantes reconocimientos: ha conseguido ser tercero y segundo en los dos Campeonatos de España de 2010 y 2012. En 2016 logra ser Subcampeón del Mundo de Heladería con el Equipo Español (Mario Masiá, Judit Comes, Marc Piqué y Antonio Sirvent, como delegado del equipo y jurado). 

Una trayectoria que se explica por su inquietud y pasión por el oficio. Sus constantes preguntas en torno al helado le llevan a acercarse a los medios especializados y a los libros técnicos, además de a asociarse a ANHCEA, donde conoce a los maestros Pablo Galiana y Enrique Coloma y descubre el Curso Experto Universitario en Elaboración Artesanal de Helados de la Universidad de Alicante, donde más adelante incluso ha impartido el curso Creaciones Bajo Cero. Junto a Mario Masiá se ha encargado de una vertiente muy necesaria en la heladería, la de decoración de tartas heladas, individuales, vasitos y postres para restauración.

Algunas de las referencias más sobresalientes de su establecimiento son turrón de Jijona; vainilla con azafrán y nueces de pecan caramelizadas; vainilla con violeta y merengue caramelizada; y sorbete de frambuesa con romero, una de las creaciones con más salida comercial de los últimos meses.

 

 

Recetas publicadas en heladeria.com

Hemeroteca Ver toda la hemeroteca de Adolfo Romero

Imagen de La primavera del helado en ocho ideas
Tendencias del Sector

La primavera del helado en ocho ideas

Tendencias de rigurosa actualidad como la pastelería helada, los moldes personalizados, los nuevos colectivos de consumidores y los avances en formulación se encuentran en Arte Heladero 200, un número que marca un punto de inflexión.